Parir en casa

parto respetado

Parir en casa

parto respetado

Adormecid@s por el sistema que todos los días nos canta la nana de la normalidad y mece la cuna de nuestro ser, pensamos que parir en un hospital es lo normal y es lo que hay que hacer porque es lo que hacen todos.
Lo normal es aceptar que el cuerpo de la mujer es capaz de parir.
Parir es una función fisiológica que no tiene porque tener necesariamente un riesgo importante y un nivel de dificultad inmenso. Principalmente, el riesgo y las dificultades los crean los miedos impuestos a las futuras mamás sobre los Efectos y las Consecuencias del parto. Demasiada presión y el excesivo control sobre la parturienta pueden ser perjudiciales para la madre y el bebé.
Perderle miedo a algo natural es salirse de la embriaguez a la que estamos sometid@s.
Sentirse libre de elegir sobre el propio cuerpo es un acto de libertad y responsabilidad. Tomar conciencia sobre lo que es un parto es un acto de libertad y responsabilidad. Poder escoger las personas que te acompañen en este viaje es esencial para vivir de manera sana esta experiencia maravillosa y no transformarla en una pesadilla.

¿Por qué parir en casa?

Parir es un acto de amor y de intimidad, que requiere de un ambiente tranquilo y cómodo donde la mujer se pueda sentir segura. 
La elección del lugar donde parir es fundamental para que se den las condiciones favorables para un parto natural y sin sufrimiento.
Sentirse libre de elegir sobre el propio cuerpo es imprescindible para poder disfrutar de esta experiencia excepcional en la vida.
El parto es de la parturienta.
El hogar puede ser el lugar perfecto para que se dé la bienvenida al nuevo ser sin tener que pasar por el estresante ritmo de las prisas que corren en los hospitales.
Si pudiéramos volver a nacer y nos dieran la oportunidad de elegir, cuál sería nuestra preferencia?
Salir del cálido vientre materno para descubrir el frio aséptico, inundados por las luces artificiales, ruidos ensordecedores para un bebé, las prisas de controles rutinarios, el descaro de no tener ya un solo momento de pura intimidad con quién te llevó dentro, y tener que compartir todo esto con personal de trabajo, visitantes, otras familias. De repente, el mundo artificial.
O preferiríamos la tranquilidad y la intimidad de un ambiente silencioso, caliente, con luces tenues, con manos amorosas que nos apoyan sobre nuestra madre nada más nacer. El cobijo, el amparo, la protección, la empatía, el compás pausado y natural de adentrarnos a nuestro ritmo en este gran desconocido que es el mundo, sin sentir el miedo al abandono.
Y si fuéramos nosotr@s la parturienta, qué elegiríamos?
Acudiríamos a un sitio donde por protocolo nos pueden hacer tactos rutinarios, episiotomía, maniobras peligrosas, imponiendo posturas incomodas y no aptas para estos momentos, inyectando oxitocina artificial que  provoca más dolor y pinchándonos una anestesia para anular nuestra capacidad de parir y  con los riesgo que implica para el/la bebé.
O preferiríamos estar en nuestra casa, acolchada por nuestros queridos, cuidadas y mecidas por manos expertas que nos acompañen con el más absoluto respeto en un proceso natural, sin violencia ni temor. Tener el espacio y el tiempo para entender lo que está pasando en nuestro cuerpo, de dónde vienen las contracciones, cómo vivirlas sin miedo, cómo disfrutar en la plenitud y la calma de este momento único, sentirse y descubrirse poderosa, aprovechar el colocón natural de TU oxitocina y entender que el parto es tuyo, que no necesitas que nadie saque el bebé de tu vientre, porque él saldrá sólo en cuanto tú se lo permitas y dejes que el parto fluya.
Hay que ser sincer@ con un@ mism@ y contestar despojándose del miedo que cotidianamente nos regalan.
Si pudieras elegir, tú qué harías?

Informes, libros y estudios

Siempre es importante la información para no sentirse engañados en el momento de elegir.
Sobre parto en casa hay muchísima documentación, estudios y escritos por profesionales y por personas que cuentan sus experiencias directas.
Aquí en Paramaparto encontrarás una extensa bibliografía que recorre el planeta acerca de éste y otros temas relacionados con el embarazo, el nacimiento y el post-parto.

Hay preguntas recurrentes sobre el tema del parto en casa. Aquí os respondemos a cuatro típicas dudas.

¿Qué dice la OMS?

¿Qué opina la Organización Mundial de la Salud sobre el parto en casa? El parto en casa está incluido como opción de parto en La Declaración de fortaleza, año 1985, un escrito donde la OMS y la Organización Panamericana de salud redactaron cómo tendría que ser un parto, las recomendaciones para el nacimiento y la importancia primordial de que la mujer y las familias sean informadas sobre los distintos métodos de parir para que cada uno pueda elegir libremente. El beneplácito de una organización tan importante como la OMS es un arma indiscutible en contra de aquellos que demonizan esta alternativa.
A pesar de muchos estudios dudosos en los que se realza intencionadamente el porcentaje de riesgo en los partos en el domicilio, y que han sido luego desmentidos por otr@s profesionales a través de atentos controles, las estadísticas demuestran que no hay más riesgos de mortalidad en casa que en hospital. En España en concreto mueren 1’6 niños por cada 1000 nacimientos en hospital por los 1’57 que mueren en partos realizados en casa (Universidad de Alicante/ Educer). Aún así,  a nivel popular, se sigue pensando que parir en casa es más peligroso.

¿Todas las mujeres pueden parir en casa?

El cuerpo de la mujer está hecho para poder parir, pero está claro que cada embarazo y cada persona es diferente y en el momento de decidir hay que tomar en consideración varios factores.
Los profesionales deberían informar adecuadamente a cada mujer sobre su situación y le tendrían que aconsejar y explicar de la manera más objetiva posible lo que le conviene.
Hay casos en los que no está aconsejado el parto en casa. Por ejemplo, si la madre padece alguna enfermedad grave, si el embarazo es de alto riesgo, en caso de parto prematuro o postérmino.
También es importante considerar la posición fetal, embarazo con más de un bebé, una experiencia de cesárea en un parto anterior.
Todos estos factores se tendrían que poder hablar sin prejuicios y con total libertad.

¿Se puede parir en casa?

La opción de parir en casa en este país existe, siempre y cuando sean las familias, de manera privada, las que asuman los gastos que se derivan.
El gobierno español no contempla ninguna ayuda para l@s que no quieran ir a hospitales, a pesar de que un parto en casa es más económico que un parto hospitalario para las arcas públicas.
Así que l@s contribuyentes se encuentran en total desamparo si eligen parir en el domicilio.

¿Cuánto cuesta parir en casa?

Los precios no son fijos, podríamos decir que oscilan entre 1.500 € y 2.500 €.
Esto depende de l@s profesionales que atienden el parto y de los servicios que ofrecen.
Puede parecer un disparate, pero es muy importante tomar en consideración que quién acompaña un parto, está acompañando también a la mujer y a su familia durante todo el proceso del embarazo. Durante el parto y el postparto. Es un trabajo que dura meses. Visto así, nos damos cuenta que los honorarios no son altos. Quien se dedica a este trabajo lo hace por amor y no por dinero. No hay un interés de explotación para quién ejerce esta profesión.
Aún así, el coste para una familia de hoy en día es un  gran obstáculo.
Muchas veces a l@s futuros mamás/papás se les hace difícil explicar su deseo de parir en casa y más todavía pedir dinero a su entorno.
Muchas veces familiares y amig@s quieren colaborar con la llegada del bebé y gastan dinero en comprar 1001 cachivaches! Cotidianamente la publicidad nos bombardea con carritos, tronas, juguetes, biberones, packs completos de maternidad sin los cuales parece imposible ser padres y madres. Parece increíble que la humanidad haya sobrevivido sin la tecnología y sus derivados.
Ayudar a estas familias a costear el nacimiento de su hij@ es invertir en el futuro de es@ vida. Una buena bienvenida es lo que a much@s nos hubiera hecho falta.
Pero en realidad todo lo que necesita un bebé lo lleva la madre y el padre. La naturaleza es sabia y no se ha olvidado de darnos el don de poder cuidar de nuestr@ cachorr@.
Lo único que necesita un bebé es nacer con dignidad y ser acogido con amor.
Lo único que necesita una madre es empatía y sentirse respetada.
Lo único que necesita un padre es sentirse libre de acompañar a su familia cuando más le necesitan.
Por todo esto y mucho más, es importante acompañar y ayudar a tod@s aquellos que quieren decidir sobre su parto.
Para poder ser parte de una experiencia única y preciosa.

Últimos Proyectos

Nacimiento de Liam

Por Carlos Hervera Torres

Cubelles, España

¡Hola! Somos Carolina y Carlos, padres de Lucas y Liam, quien en unas semanas ya estará aquí. El

Porcentaje Recaudado :
3.91%
2.300
Meta de Financiación
52
Días para finalizar
90
Fondo Recaudado

La mejor bienvenida para Chloè

Por Andrea Andino Cruz

Sant Feliu de Guixols, España

Hola nuestros nombres son Andrea y Marc y somos los padres de Chloè, la esperamos con toda la ilusió

Porcentaje Recaudado :
2.17%
2.300
Meta de Financiación
50
Días para finalizar
50
Fondo Recaudado

Bienvenida Vera!!!

Por Ixchel Sanz Viana

Sant Vicenç de Castellet-Barcelona, España

[et_pb_section fb_built="1" _builder_version="3.22" custom_padding="0px||||false|false"][et_pb_row _

Porcentaje Recaudado :
51.85%
2.700
Meta de Financiación
22
Días para finalizar
1.400
Fondo Recaudado